En Vivo
 
 

Cultura

Istvan Szabo es nombrado

Istvan Szabo es nombrado "Maestro del cine" en el Festival de Mannheim

Mannheim, Alemania, 13 de noviembre de 2017, (SIGNIS / GC). En el marco del Festival Internacional de Cine de Mannheim, el cineasta húngaro István Szabó recibió el título de "Maestro del cine " por su filmografía. Este cineasta ha sido tres veces premiado por SIGNIS en el Festival de Locarno (Premio Ecuménico) en 1974, Berlín (mención especial del Jurado Ecuménico) en 1992, y en Mar del Plata (Premio SIGNIS) en 2002. Istvan Szabo es considerado uno de los realizadores que ha marcado la historia reciente del cine. Nacido en 1938, en Hungría, descubrió su vocación en la escuela primaria, interpretando a un sacerdote en una obra de teatro. A finales de los años cuarenta y principios de los cincuenta, el cine neorrealista italiano le causó una gran impresión y comenzó a estudiar cine en Budapest. Después de la guerra, vivió en una sociedad construida principalmente por mujeres, ya que muchos hombres murieron en combate. Esta influencia femenina es esencial para entender su cine. A través de sus películas, Szabo se convierte en uno de los representantes de la nueva ola húngara de los años sesenta. En 1974, recibió el Premio Ecuménico por Tüzolto Utca 25 en el Festival de Locarno. Esta película es un grito de libertad y de esperanza en una sociedad totalitaria que ahoga a la gente. En 1982, Szabo sorprendió al mundo del cine al ganar el Oscar a la mejor película extranjera, con la célebre Mephisto, en la que brilla el actor Klaus Maria Brandauer. Esta película es importante porque muestra las elecciones de un individuo en una sociedad dominada por un régimen criminal. Su película se ubica en la Alemania nazi, pero el tema es universal. En Taking Sides / Taking Part, que recibió el premio SIGNIS en Mar del Plata, Szabo aborda el caso del director de orquesta Furtwängler, quien realizó su carrera en la Alemania nazi. El Jurado SIGNIS premió esta película porque alienta al espectador a tomar partido sobre la responsabilidad del artista y su participación en un régimen genocida. En 1992, Szabo presentó Edes Emma, ​​Draga Böbe / Sweet Emma, ​​Dear Böbe en el Festival Internacional de Cine de Berlín, y ganó el Oso de Plata, mientras que el Jurado Ecuménico le otorgó una mención especial.   Esta película fue realizada después de la caída del Muro de Berlín y analiza cómo las mujeres que eran maestras de ruso perdieron su trabajo en este nuevo mundo en el que aprender ruso ya no tenía ningún valor.   Su última película, Hinter der Tur / Behind the Door se presentó este fin de semana en el Festival de Cine de Mannheim, después de la ceremonia en el que se le rindió homenaje por su trayectoria fílmica. La película cuenta la historia de un grupo de mujeres húngaras que a principios de los años sesenta, aún están traumatizadas por los horrores de la guerra.
La directora polaca Anna Jadowska recibe el Premio Ecuménico en Cottbus

La directora polaca Anna Jadowska recibe el Premio Ecuménico en Cottbus

Cottbus, 13 de noviembre de 2017 (SIGNIS/INTERFILM). El filme Dzikie Róże (Rosas Salvajes) de la directora Anna Jadowska, recibió el Premio del Jurado Ecuménico en el 27 Festival de Cine de Cottbus, una cita cinematrográfica que reúne a producciones de Europa del Este. En la justificación del premio, el Jurado Ecuménico destaco que en Dzikie Róże “a través de una excelente cinematografía y actuaciones, la directora Anna Jadowska cuenta la historia de una joven que lucha para superar los miedos que generan en ella su entorno. La película valora la elección que la protagonista toma al afrontar su vida.” Este largometraje narra la historia de “Ewa tiene sólo 27 años y aún está profundamente marcada por la vida. Después de una estadía en una clínica, regresa a casa con sus dos hijos, sólo para ser maldecida por su hija de seis años. Su esposo, recientemente, pasó seis meses trabajando en Noruega y ahora los dos viven casi en existencias separadas. Como si lo anterior no fuera suficiente, Ewa es el objeto de las apasionadas pretensiones del joven Marcel; mientras lucha para mantener la sangre fría en medio de este caos emocional. Y, para colmo, su hijo de dos años desaparece.” El Jurado Ecuménico, designado por SIGNIS e INTERFILM, fue integrado por Joël Friso (Holanda, Presidente), Pierre-August Henry (Francia), Lothar Strüber (Alemania) e Irena Zeltner-Pavlović (Alemania).