El Consejo Directivo de SIGNIS, la Asociación Católica Mundial para la Comunicación, se une a nuestros miembros ecuatorianos para condenar el secuestro y asesinato de los periodistas Javier Ortega, Paúl Rivas y Efraín Segarra, por una escisión de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) cerca de la frontera entre Ecuador y Colombia.

Ofrecemos nuestra solidaridad a las familias, colegas y amigos de estos periodistas, cuyo único objetivo era investigar sobre la violencia, relacionada con el narcotráfico, que sacude la región.

Los acontecimientos recientes en Ecuador se suman a una creciente violencia contra la prensa que no puede ser permitida en ninguna parte del mundo.

SIGNIS, en una declaración conjunta de su Presidenta mundial, Helen Osman y su Presidente latinoamericano Carlos Ferraro, “seguirá trabajando de forma decidida en impulsar las mejores condiciones para el ejercicio de la libertad de prensa, a través de su red mundial de comunicadores, y a denunciar con la misma contundencia, los atentados y vejaciones que los periodistas sufran en el ejercicio de su crucial labor.”

Estos colegas estaban actuando, para citar al Papa Francisco, como "protectores de la información", participando en un "periodismo por la verdad". SIGNIS se compromete a redoblar su compromiso por un "periodismo de paz", confiados en que "la verdad nos hará libres."

Bruselas, Bélgica; 13 de abril de 2018.