Bruselas, 22 de noviembre de 2017.- SIGNIS, la Asociación Católica Mundial para la Comunicación, comparte la preocupación de la Conferencia de Obispos Católicos de Zimbabue por su país y por el papel de los medios de comunicación en el conflicto.

De esta forma, SIGNIS se une a los obispos para alentar, a líderes de opinión y medios de comunicación, a trabajar para disminuir la tensión, combatir el odio y promover la unidad.

El proceso continuo y la sostenibilidad de la paz dependen en gran medida de la responsabilidad de todos los usuarios de los medios, tanto los profesionales como los ciudadanos, especialmente en la esfera de las redes sociales.

Tanto políticos como ciudadanos saben que la difusión del sensacionalismo, las noticias falsas y todas las formas de odio, puede contraer graves riesgos a largo plazo. En este contexto, SIGNIS afirma que todos pueden contribuir a una resolución pacífica del conflicto.
 
Ahora que Robert Mugabe ha renunciado y se están tomando medidas para dar posesión a un nuevo gobierno, la declaración de los Obispos del 19 de noviembre es más relevante que nunca.

En su mensaje, los obispos señalaron, "nosotros, sus pastores, alentamos a los que están en el centro de estos delicados procesos (particularmente a las Fuerzas de Defensa de Zimbabue y a los líderes políticos) a que mantengan los intereses de la nación como su prioridad".

Y agregaron, "la gobernanza de Zimbabue, en cualquier transición que se adopte debe abarcar a todos los zimbabuenses en su diversidad y su unidad".

Los obispos de Zimbabue concluyeron que "la nación necesita desarrollar una cultura de elecciones libres y justas, referendos y consultas".

SIGNIS es una organización no gubernamental compuesta por miembros de más de 100 países. Como Asociación Católica Mundial para la Comunicación, reúne a profesionales de la radio, televisión, cine, video, educación para los medios, Internet y nuevas tecnologías.