Nairobi, 6 de febrero de 2018 (CANAA/Father Don Bosco Onyalla).- La Conferencia Episcopal de Kenia se pronunció y pidió a la coalición opositora y al gobierno respetar los derechos fundamentales y las libertades de los habitantes del país.

Raila Odinga, líder de la coalición opositora, The National Super Alliance (NASA), tomó juramento la pesada pasada y se autodenominó el “presidente del Pueblo”. En respuesta, el gobierno de Kenia cerró las estaciones de TV, NTV, KTN News, Citizen TV e Inooro TV, desoyendo la orden de la corte que pedía reanudar sus transmisiones.

En un comunicado de prensa, firmado por Monseñor Philip Anyolo, la Conferencia Episcopal de Kenia (KCCB, por sus siglas en inglés), pidió a la oposición y al gobierno que “desistan de todo acto que provoque más divisiones en el país.”

Hasta la noche de lunes 5 de febrero, solamente KTN News y NTV habían reanudado su señal.

A continuación, el comunicado completo de los obispos de Kenia.

Comunicado de prensa: Llamado a respetar los derechos fundamentales y libertades de los habitantes

La Conferencia Episcopal de Kenia se encuentra preocupada por la situación que atraviesa el país. Como Iglesia, cuya misión es promover la justiciar y la paz, estamos consternados por los actos inconstitucionales de la oposición y el gobierno en contra de la ley y el orden social.

Cerrar las estaciones televisivas no augura nada bueno para la libertad de expresión y los medios de comunicación en el país, pues es en sí misma regresiva y destruye los avances que el gobierno y la población han aceptado en la constitución como contrato social.

Así, pedimos lo siguiente:

Que los derechos en la constitución, ratificados por distintos instrumentos internacionales, se porten como garantes de una libertad de prensa responsable.

Que la libertad y la independencia de medios de comunicación electrónicos, o de prensa y de cualquier otro tipo, se garanticen en la constitución de Kenia, como dicta la misma en su artículo 34.

Que los periodistas y los medios de comunicación reafirmen el deber de informar y educar al público pues tienen derecho de recibir información en un ambiente seguro. El estado deberá actuar de vigía de este derecho.

Que la ley establezca una autoridad (Kenya Information and Communication Act No.2 of 1998) independiente y autónoma, fuera de toda injerencia política y de interés comercial cuando se refiera al ejercicio de sus poderes.

Que los valores nacionales, los principios de buen gobierno establecidos en el artículo 10 y los valores de servicio público establecidos en el artículo 232 (1) de la Constitución puedan guiar a la autoridad en el ejercicio de su función.

Que el gobierno y la oposición desistan de realizar actos que inciten la división en el país.

Que ningún individuo o entidad estatal se imponga a la ley.

Hacemos un llamado a todas las agencias estatales y a los responsables a adherirse a los preceptos de la Constitución, a los derechos humanos y a las libertades fundamentales.

La Conferencia Episcopal de Kenia se siente comprometida con el proceso de diálogo nacional que puede resolver los problemas que nuestro país está enfrentando en la actualidad. Debemos tener en cuenta que no se puede avanzar sin paz. Hacemos un llamado a todos los habitantes de este país a unirse a nuestra campaña de Cuaresma 2018, este 10 de febrero en la arquidiócesis de Kisumu:” Reconciliación para la coexistencia pacífica e integración nacional… Justicia para todos”

Ojalá podamos vivir todos en Unidad, Paz y Libertad. Que Dios bendiga a Kenia.

Rt. Rev. Philip Anyolo

Conferencia Episcopal de Kenia