Puerto Moresby, 14 de febrero de 2017 (Fr. Ambrose Pereira sdb).- Papúa Nueva Guinea, a veces conocida como "la Tierra de lo Inesperado", se ubica en el anillo de fuego Circumpacífico y es propensa a la actividad volcánica regular, los terremotos, los ciclones y las mareas. Un país polinesio con casi siete millones de habitantes y más de 700 lenguas nativas, es quizás el país más diverso del planeta. Casi el 80 por ciento de su población vive en aldeas rurales montañosas aisladas, con pocas o ninguna instalación moderna. Muchas tribus tienen poco contacto entre sí y, a menudo, tienen miedo el uno del otro. El país tiene una infraestructura limitada. Esto a su vez tiene diversos efectos apreciables en la actividad económica y la prestación de servicios.

El Departamento de Comunicaciones Sociales (miembro de SIGNIS en el país) es uno de los muchos departamentos de la Conferencia de Obispos Católicos de Papúa Nueva Guinea y las Islas Salomón. Es la voz de la Iglesia esforzándose por vincular a la jerarquía eclesiástica con su pueblo, por dar a conocer sus diferentes actividades y programas, por promover las causas de la Iglesia en el ámbito público, interactuar con el vasto mundo de medios cristianos y seculares, desarrollar medios que eduquen y generen conciencia, y formar agentes para los medios de comunicación de la Iglesia.

" Necesitamos ejercitarnos en el arte de escuchar, que es más que oír. Lo primero, en la comunicación con el otro, es la capacidad del corazón que hace posible la proximidad, sin la cual no existe un verdadero encuentro espiritual." (EG 171)

Como parte del Plan de Pastoral de la Conferencia Episcopal, el Departamento de Comunicaciones Sociales se enfoca en tres acciones específicas: Información, Formación y Enlace.

Difundir información relevante sobre las actividades y preocupaciones de la Iglesia a través de Internet y redes sociales, radio, televisión y prensa. Lo hace a través del Catholic Reporter, un informativo mensual publicada en Papúa Nueva Guinea como una inserción del periódico Wantok Niuspepa. Los artículos del documento atraen la atención sobre temas sociales, morales y religiosos.

Otra tarea fundamental es la promoción de cursos de sensibilización y educación mediáticas, talleres, seminarios y simposios, dirigidos  diferentes actores de la iglesia y la sociedad. Los cursos se llevan a cabo regularmente para clérigos, agentes de pastoral, seminaristas, estudiantes, jóvenes, etcétera. Un programa que es muy apreciado es el Seminario de formación en medios de comunicación para estudiantes de nivel superior.

Esta capacitación ha incorporado en sus participantes una visión general de los medios y la confianza para poder expresar sus puntos de vista, en los distintos lenguajes mediáticos.

Asimismo, el Festival Internacional de Cortometrajes, puesto en marcha en 2017, es una plataforma para expresar los anhelos de los jóvenes de la región. El tema de este año es: “Youth Alive” (Juventud viva), que es una invitación a los jóvenes a celebrar sus pequeños y grandes logros.

A pesar de las limitaciones de infraestructura, asumimos el gran reto de ayudar a los jóvenes nativos digitales a crear y generar contenido que sea positivo, respetuoso e inspirador, como método para contrarrestar la violencia, tensión y riñas que ocasionalmente deriva del uso irresponsable de las redes sociales.

SIGNIS ha sido la columna vertebral que motiva, alienta e inspira al Departamento de Comunicaciones Sociales. Gracias a este impulso, la confianza se ha fortalecido para garantizar que las comunicaciones sean una parte vital de la iglesia y de sus actividades.

A través de diversos proyectos, las diferentes diócesis han vuelto a vislumbrar las posibilidades de conexión y comunicación con sus feligreses.

Algunas diócesis tienen estaciones de radio, un enlace vital para conectarse con personas esparcidas en terrenos abruptos y accidentados, mientras otras diócesis están despertando gradualmente a la idea de generar esta interacción y conexión con sus fieles.

Una nueva iniciativa ha sido la creación del sitio web de la Conferencia de Obispos de Papúa Nueva Guinea y las Islas Salomón (pngsicbc.com), que destina un espacio para cada una de las diócesis. También se espera que cada diócesis tenga sus propios enlaces a través de plataformas digitales.

Desarrollar esta “cultura de encuentro”, alentada por el Papa Francisco, es un desafío constante en nuestras sociedades. Establecer una conexión sólida con el personal de medios en las diferentes diócesis es un proyecto en progreso. Confiamos que este proceso de integración de medios regionales y nacionales refuercen nuestros valores comunes, consoliden nuestras estrategias de comunicación y generen mensajes positivos, tanto en el nivel de las políticas y directrices de comunicación, como en el nivel del trabajo cotidiano en campo.

 ¡Hagamos nuestra parte para “Dar testimonio de la luz” (Jn 1:8)!