Malawi, 16 de enero de 2018 (Andrew Kaufa). A pesar de que SIGNIS nació en 2001 con la fusión de Unda y OCIC, su historia en Malawi surge en 1991, gracias a un grupo de periodistas jóvenes católicos como Felix Mponda, Francis Chikunkhuzeni y Richard Chide. En aquel año, ellos se enteraron de una conferencia en Dar e Salaam, Tanzania, organizada por la Asociación Internacional de Periodistas Jóvenes. Más de 20 de ellos asistieron a este evento.

Esta Conferencia de Dar e Salaam fue providencial. Desde 1992, Malawi comenzó a experimentar vientos de cambio social y político de un régimen de partido de Estado a una democracia multipartidista, después de que los obispos católicos escribieran una influyente carta pastoral titulada Vivir nuestra fe. Esta carta pastoral condenó el gobierno dictatorial y opresivo de Hastings Kamuzu Banda y al Partido del Congreso de Malawi, instándolos a permitir a los malawianos disfrutar de derechos humanos elementales, como la libertad de asociación y de opinión política. En ese momento, Malawi necesitaba algunos periodistas valientes que pudieran facilitar el movimiento social que devino en la democratización del país.
 
MACAJO y el ACJ

Después de la carta pastoral de 1992, el Padre Piergiorgio Gamba, consideró necesario unir a estos jóvenes periodistas bajo en el Malawi Catholic Journalists (MACAJO). En ese momento, John Loga, un católico y prolífico escritor ya retirado, se convirtió en el mecenas de MACAJO.

Los obispos católicos, a través de la Secretaría Nacional de Comunicaciones de la Conferencia Episcopal de Malawi (CEM), respaldaron a la asociación y a sus actividades. Desafortunadamente, cuando algunos miembros fundadores comenzaron a morir y otros crecieron en edad y responsabilidades, el entusiasmo se desvaneció, y MACAJO se extinguió. Sin embargo, como si la historia se repitiera, una iniciativa surgió en 2008, cuando los periodistas católicos se acercaron a la Conferencia Episcopal para pedir autorización para revivir MACAJO bajo un nuevo nombre: Asociación de Periodistas Católicos (ACJ, por sus siglas en inglés). Obviamente, los Obispos respaldaron a la Asociación la cual, ha registrado a casi 100 miembros en todo el país.

Precisamente, la membresía de SIGNIS en Malawi es promovida por la oficina nacional de la CEM, que comprende a ocho departamentos diocesanos de comunicaciones sociales, cuatro estaciones de radio católicas (Radio María Malawi, Radio Alinafe, Radio Tigabane, y Tuntufye FM), dos imprentas (Montfort Media y Likuni Press) y una estación de televisión (Luntha Television).
 

Actividades de SIGNIS en Malawi

Hoy en día, las principales actividades de SIGNIS en Malawi involucran la capacitación de seminaristas, religiosos y religiosas, así como del personal que colabora en medios católicos y de los agentes pastorales de varias diócesis. Por ejemplo, en 2015 y 2016, el Secretario Diocesano de Comunicaciones Sociales para Dedza reunió a sacerdotes de todos los decanatos en talleres de alfabetización mediática.

En 2015, a través del Departamento de Comunicaciones Nacionales de la Conferencia Episcopal, todos los medios católicos y pastorales, planearon en conjunto varias actividades para celebrar el Día Mundial de las Comunicaciones Sociales. Además, se han realizado varios talleres tanto a nivel nacional como diocesano, sobre redes sociales, particularmente, Twitter, YouTube y Facebook.

Así, es gracias a SIGNIS que la Asociación de Periodistas Católicos ha vuelto a la vida. La oficina facilitó una serie de reuniones en varias diócesis, convocando a todos los profesionales. En 2016, estos esfuerzos alcanzaron su clímax cuando, por primera vez en siete años, se organizó una Reunión General Anual de nuestra Asociación.

¿Cuál es el futuro?

Si miramos la historia de SIGNIS en Malawi, diríamos que la asociación está tomando la dirección correcta, en la medida en que se está convirtiendo cada vez más en una asociación de profesionales.

Sin embargo, llama la atención el hecho de que sigue siendo una asociación de periodistas más que de profesionales de los distintos medios de comunicación.

Probablemente, es hora de expandir la visión de lo que SIGNIS es, para que todos los profesionales católicos de radio, cine, televisión y de las nuevas tecnologías de redes sociales, se integren como miembros de la asociación. Además, al igual que en Kenia, Nigeria y otros países, el ACJ y otros medios de comunicación deberían considerar convertirse en miembros por derecho propio para que Malawi tenga más de un miembro en SIGNIS, cada uno de ellos contribuyendo de manera única con la asociación.