Lourdes, Francia, 29 de enero de 2018 (Alphonse Tri Nguyen) "El odio a la verdad proviene del miedo, porque puede revelar cosas que no nos gustan. Las mentiras pueden parecer más fáciles, pero con el tiempo, convertirse en una prisión. La verdad puede ser difícil al principio, pero se vuelve cada vez menos difícil porque nos libera. La verdad debe convertirse en nuestro objetivo", señaló de forma contundente el Padre Wombee, sacerdote de la diócesis de Perpignan y Doctor en historia y en teología.

La mesa redonda de la segundo día de actividades de las 22 Jornadas Internacionales San Francisco de Sales, generó sugerentes ideas y reflexiones por parte de los panelistas provenientes de diferentes instituciones de prensa católica y secular, como la Secretaría de comunicación de la Santa Sede, la Conferencia Episcopal Española, el Instituto Francés de Opinión Pública y SIGNIS.

Nataša Govekar, responsable de la DirecciónTeológico-Pastoral de la Secretaría de Comunicación de la Santa Sede, comenzó la sesión matutina evocando la comunicación de la fe a través de imágenes del pecado original de Rupnik y del Centro Aletti, que subraya la referencia bíblica del mensaje del Papa Francisco para la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales 2018.

Precisamente, a partir del mensaje del Santo Padre, el Padre José Gabriel Vera de España enfatizó que "la verdad, es la conformidad con los hechos", y "un mundo sin verdad es un mundo sin bondad y belleza". De la mano de esta reflexión, la declaración del Papa Francisco fue citada para recordar a los participantes que "los individuos siempre tendrán la responsabilidad final de discernir qué son noticias reales y qué es útil compartir en las redes sociales".

Por su parte, la hermana Veronique Margron, profesora de teología moral en la Universidad Católica de Angers, dijo que "la verdad no es posible sin justicia".

Sin embargo, la política y la economía tienen su propio lenguaje y los periodistas son a menudo desafiados en sus intentos de presentar la verdad, dijo Helen Osman, presidenta de SIGNIS. A partir de la situación política estadounidense, Osman dio dos razones por las cuales la mayoría de la gente no confía en los medios de comunicación, en primer lugar, los periodistas son vistos como "el otro", las personas que no entienden a los destinatarios de sus informes. En segundo lugar, las redes sociales han potenciado la influencia de las noticias falsas.

"Aunque el llamado continuo de la Santa Sede, después del Concilio Vaticano II, para la alfabetización mediática ha sido desatendida en gran medida; tenemos líderes católicos construyendo un creciente llamado de atención para fortalecer nuestros propios esfuerzos catequéticos en este campo. Creo que debería ser una parte obligatoria de la educación de los jóvenes, incluso en su formación de fe y animo a encontrar formas para que los "inmigrantes digitales" podamos ser más hábiles en la alfabetización mediática ", dijo Osman.

La presidenta de SIGNIS sugirió que las teorías y la lógica de la política y la economía, se basan tanto en las percepciones, las apariencias y los sentimientos como en los hechos, los números y los argumentos racionales. (Para leer su discurso completo, haga clic aquí)

El día terminó con la proyección de The Case for Christ, una película basada en el libro del mismo título de Lee Strobel. Un documental de las investigaciones de Strobel sobre la base fáctica de las afirmaciones cristianas sobre Jesucristo al entrevistar a expertos, verificar hechos y cotejar fuentes en un entramado lógico, la película les dio a los participantes la oportunidad de reflexionar sobre su propia búsqueda implacable de la verdad.