Bruselas, 9 de enero de 2015 (SIGNIS) - SIGNIS (la Asociación Católica Mundial para la Comunicación) condena de forma tajante el terrible ataque a la redacción de la revista Charlie Hebdo en París el 7 de enero.

Nos compadecemos profundamente de las familias, amigos y colegas de los comunicadores y otras víctimas. Ellos están en nuestros pensamientos y oraciones.

Nos unimos al Santo Padre y a los representantes de todos los credos que han condenado este ataque y las acciones de todos aquellos que siembran el odio, el miedo y la violencia, que en las palabras del Papa Francisco, “destruye la vida humana, viola la dignidad de las personas, amenaza radicalmente el bien fundamental de la convivencia pacífica entre las personas y los pueblos, no obstante las diferencias de nacionalidad, de religión y de cultura.”

Como comunicadores reafirmamos nuestro compromiso de trabajar por una cultura de paz que respeta la vida y la dignidad de todos. También reiteramos nuestra defensa del principio fundamental de libertad de expresión y para todos los periodistas del mundo entero que se enfrentan con amenazas de muerte o daños a su persona al desempeñar su profesión.

Apelamos a todas las personas de buena voluntad a unirse para construir un mundo en el que los que pertenezcan a cualquier cultura o credo convivan juntos en paz.